Ahora que la champeta está próxima a ser declarada Patrimonio Inmaterial del Distrito de Cartagena, vale la pena destacar aquellas canciones de este género que han hecho historia.

Los temas que hacen parte del siguiente listado son esos que debido a su notoriedad, valor musical y cultural, marcaron un punto alto en el desarrollo de esta música de origen afro-cartagenero.

Celebramos el éxito nacional e internacional del que hoy goza la champeta, con una playlist que reúne las más pegadas y recordadas.

1. El liso de Olaya

Interpretada por Louis Tower, se le considera una de las primeras champetas criollas, es decir, uno de los primeros temas que ayudaron a consolidar el paso de la terapia africana a la terapia hecha en Cartagena. Se destaca por la mezcla de ritmos en los que incursiona y por la letra, que marca ese tono jocoso, popular y urbano del que se valdría la champeta para contar las vivencias de los barrios de la periferia cartagenera. El año pasado, dos décadas después de su lanzamiento, se lanzó una versión de la canción en lengua palenquera.

2. La Turbina

Interpretada por Elio Boom, el hombre del puro vacile efectivo. Este fue uno de los primeros temas que a mediados de los noventa cruzaron las fronteras sociales en Cartagena, donde se tendía a subvalorar a la champeta o a considerar que era una música que sólo escuchaban los negros y los pobres de la ciudad. La Turbina se coló a todas las emisoras e hizo las delicias en las fiestas cartageneras de todas las clases sociales, con repercusión en otras ciudades del país. Algunos la recuerdan por una de las frases más pegajosas de su letra: “húndelo tó”.

3. La suegra voladora

Para el año 2.000, los sellos discográficos grandes se fijaron en la champeta. La bandera de este apogeo del que gozó el género en esa época sin duda la llevó Jhon Jairo Sayas, más conocido como El Sayayín. Con su canción La suegra voladora, sonó y tronó dentro y fuera de Cartagena y logró que la champeta se posicionara en los primeros lugares de las emisoras de Bogotá y el resto del país. El Saya, como le decían sus amigos, le imprimió un aire juvenil a la champeta, con canciones que invitaban al “propio espeluque”. Lamentablemente Jhon Jairo Sayas falleció en el año 2012.

4. Busco alguien que me quiera

Sergio Liñán, El afinaito,  fue otro de los intérpretes de champeta que gozaron del buen momento que experimentó el género a principios de siglo. Con su canción Busco alguien que me quiera, demostró que hacía honor a su apodo, siendo el dueño de una de las mejores voces que ha dado la champeta. Además, le imprimió un aire romántico e incluso poético a la letra de sus canciones, sin que perdieran impacto social, urbano y popular. Lamentablemente el Afinaito falleció a finales del año 2012.

5. Braulio el templao

Si de champetas con contenido social se trata, una de las mejores en letra y música es sin duda Braulio el templao, autoría de Edwin Antequera Mercado, mejor conocido como Mr. Black. Si bien hoy en día Mr. Black ha incursionando musicalmente en otras fusiones y temáticas dentro de la champeta, a mediados de la década pasada se consagró como uno de los intérpretes originales más importantes. Con canciones como Braulio o los Trapitos al agua, Mr. Black hizo gala de sus grandes dotes como compositor a la hora de retratar las vivencias propias de los barrios más populares de Cartagena.

6. El chocho

Si bien Charles King es ampliamente conocido en Cartagena por sus champetas de contenido social, como El bicarbonato o El abogado corrupto, sin duda la canción que lo puso en el mapa de la música nacional fue El Chocho. Un tema en tono jocoso que prende la fiesta, aprovechando el doble sentido, uno de los elementos que explora la champeta en sus temáticas. Charles King es considerado uno de los pioneros y guardianes de la champeta original, lo que le ha llevado a presentarse en algunos de los eventos culturales más importantes del país, como el Festival de Teatro de Bogotá o Hay Festival.

7. La vuelta

Interpretada por Viviano Torres, reconocido como la columna vertebral de la champeta, al ser el líder de Anne Swing, la primera agrupación que dio a conocer el género. En el año 2005, una época en la que la champeta andaba comercialmente de capa caída, Viviano Torres se toma las emisoras de Cartagena, Barranquilla y otras ciudades del país con su canción La vuelta. Un gran logro, si se tiene en cuenta que para ese momento la champeta tenía la dura tarea de competir con el género que dominaba las emisoras de música bailable por ese entonces: el reggaetón. La vuelta es recordada como el cierre de “Palenque: del ritual del Lumbalú a la euforia de la Champeta”, uno de los montajes que mejor han honrado la herencia africana en la cultura musical de Cartagena y Colombia. Este concierto fue presentado en Europa y sirvió de cierre para versiones de el FICCI y el Hay Festival.

8. Pa Mayté

Olvídense de “La fantástica”. El verdadero homenaje musical que Carlos Vives le rinde a Cartagena está en Pa Mayté, canción en la que Vives no sólo incursiona en la champeta para darnos uno de los himnos Caribes más grandes del repertorio musical nacional, sino también para sentar las bases de las fusiones entre champeta, rock y electrónica que vendrían después, y de las que hoy hacen gala agrupaciones como Bomba Estéreo y Sistema Solar. A mediados de los 90, cuando la champeta aún era un ritmo desconocido fuera de Cartagena, Carlos Vives fue un visionario que identificó la riqueza musical y cultural de este género y lo adaptó a su propuesta, anotándose uno de sus más grandes hits.

9. El celular

Pese a que esta canción se prestó para controversia, debido a que se comprobara que era una copia de un tema de Aviões do Forróada, una banda brasilera, no puede negarse que en 2010, gracias a su pegajoso ritmo y letra, El Zaa y El Yao se tomaron las emisoras de todo el país con esta canción que de alguna manera sentó las bases de lo que hoy en día se conoce como champeta urbana. El celular abrió las puertas para un nuevo apogeo del género champetúo a nivel nacional, que no ha parado desde entonces. Esta canción llegó a ser el himno del Carnaval de Barranquilla, por lo que su importancia dentro de la historia de la champeta es innegable.

10. El serrucho y La Invité a Bailar

El que es caballero repite y más si se trata de un presidente. Mr. Black, quien recientemente se proclamara a sí mismo como el presidente de la champeta, se anotó con El Serrucho uno de los éxitos comerciales más grandes del género, con una difusión a nivel nacional e internacional, que lo ha llevado a girar por varios países en varios continentes. A un par de años desde su lanzamiento, El serrucho todavía lidera la rumba en Bogotá y en todo el país. En la canción se destaca la inclusión del acordeón, lo que rompe con el formato tradicional de la champeta. Lo anterior, si bien se ha prestado para controversias, también ha enriquecido el sonido actual del ritmo y lo ha dado a conocer en muchas partes del mundo.

Por su parte, La invité a bailar es sin duda otro de los hits comerciales más grandes que ha tenido la champeta en los últimos tiempos. Su autor, Kevin Florez, es uno de los intérpretes más jóvenes y talentosos con los que cuenta la llamada champeta urbana. Al igual que el Serrucho, La Invité a bailar sigue liderando la rumba en Bogotá y en toda Colombia, pese a que ya han pasado un par de años desde su lanzamiento. El video de la canción cuenta con 20,684,267 vistas en Youtube. A la fecha, Kevin Florez, el llamado “rey de la champeta urbana”, ha colaborado con artistas como Nicky Jam y girado por Estados Unidos. Sigue fortaleciendo su repertorio con las canciones de su nuevo álbum, La supremacía.

Share