Los libros constituyen una presencia relevante a lo largo de la película Julieta, del cineasta español Pedro Almodóvar. En esta cinta, que marca la número veinte en la trayectoria del director, los libros son la única compañía estable de su protagonista, interpretada en dos tiempos por Emma Suárez y Adriana Ugarte.

(Lea también: ¿Conoces a Bojack Horseman?)

Julieta lee en el tren, en casa, en el parque, vive en apartamentos llenos de libros. Es filóloga clásica y además se dedica a la corrección de pruebas de imprenta. Son abundantes las escenas en las que Julieta sostiene un libro entre las manos. Es evidente que para Almodóvar era importante mostrar el aprecio que Julieta siente por ellos, tanto por su contenido, como por su valor como objetos.

Julieta Pedro Almodóvar 3

Emma Suárez en Julieta

Además, es la escritura de un libro autobiográfico, la forma en la que Julieta es capaz de romper el silencio que ha guardado por años y, de alguna manera, ayudarse a sanar las culpas.  

Echando un ojo a las portadas, lomos y solapas que aparecen en escena y también captando las referencias que surgen en los diálogos, recopilamos esta lista de recomendaciones literarias que, luego de ver la película, nos dejan con un top de lecturas pendientes bien interesantes.

  1. El amor, de Marguerite Duras

En el inicio de la película, se ve a Julieta empacando sus libros, pues se mudará a Portugal junto a Lorenzo, su pareja. A Julieta le preocupa no poder llevarlos todos. Lorenzo le aconseja que lleve los más importantes y que compre de nuevo los demás. Con este libro de Duras en las manos, Julieta le responde: “no me gusta comprar libros dos veces, me hace sentir vieja”. El Amor de Margarite Duras es la historia de tres personas, una mujer embarazada, un viajero y un hombre que camina, que van a dar, cada una, con alguna poderosa razón, a una isla en la que sólo ellas tres parecen ocupar la playa desierta. Los tres personajes se miran en el silencio atemporal, con la mirada de quienes han llegado al final. Pero, de pronto, por un instante, un atisbo de deseo vuelve a animarlas; se acercan, se rozan, se hablan, se interrogan en la noche, ante el mar, surgiendo ¿El amor?

  1. Carol, de Patricia Highsmith

En un diálogo casi al final de la cinta, Lorenzo le confiesa a Julieta que luego de su rompimiento estuvo siguiéndola para averiguar las razones de su separación. Le dice que dejó de hacerlo cuando sintió que se estaba convirtiendo en un personaje de Patricia Highsmith. Esta última fue una novelista estadounidense, que en 1952, bajo el pseudónimo Claire Morgan, publicó la novela El precio de la sal; la problemática historia de amor entre dos mujeres, con un final feliz e insólito para la época. En 1989, la novela se reimprimió con el título Carol, descubriendo que Patricia era la verdadera autora y revelando en su epílogo las comprensibles razones del anonimato inicial. Finalizaba con estas palabras: “Me alegra pensar que este libro le dio a miles de personas solitarias y asustadas algo en que apoyarse”. Carol fue llevada al cine en 2015, protagonizada por Kate Blanchett y Rooney Mara.

  1. Magnum photobook

Otro de los libros que acompaña a Julieta en su apartamento no es precisamente una novela, sino un photobook de la agencia internacional de fotografías Magnum. Magnum surgió en 1947, como iniciativa de un grupo de fotógrafos que deseaban independencia en la elección de los temas a documentar, su edición y su publicación, al margen de los medios de prensa. La cooperativa Magnum posibilitó que los fotoperiodistas documentaran muchos de los hechos más importantes de la historia del siglo XX. Entre los títulos destacados de esta serie figuran los de Henri Cartier-Bresson, “The Decisive Moment” (1952); el de Bruce Davidson “Subway” (1986) y el de Alec Soth “Sleeping by the Mississippi” (2008).

Chavela vargas Pedro Almodóvar

Pedro Almodóvar y Chavela Vargas

  1. “Adiós Volcán”

En varias escenas, Julieta manipula un libro en cuya portada aparecen esculturas de Ava, amiga y amante de su marido. En la portada figura el nombre Lorenzo Gentile, amigo de Ava, que luego se convierte en pareja de Julieta. El título del libro es “Adiós Volcán”. En este caso la recomendación no es ese libro, que se presume ficticio, sino la carta que con ese mismo título, Almodóvar escribió como despedida tras la muerte de Chavela Vargas en 2012. Una sentida epístola, en la que Almodóvar describe el talento y la tenacidad de Chavela, así como la estrecha relación que los unía. Pedro cierra la carta anotando: “También me dijo “una noche me detendré”, y la palabra “detendré” cayó con peso y a la vez ligera, definitiva y a la vez casual. “Poco a poco”, continuó, “sola, y lo disfrutaré”. Eso dijo. Adiós Chavela, adiós volcán. Tu esposo, en este mundo, como te gustaba llamarme”. Cabe destacar que la banda sonora de Julieta corresponde a Chavela Vargas, con el tema “Si no te vas”. Lea la carta completa aquí.     

  1. Escapada, de Alice Munro  

En enero de 2015, Almodóvar reveló en una entrevista el nombre de su próxima película, explicando: “Se denomina Silencio, porque el silencio es el principal elemento que impulsa las peores cosas que le suceden a la protagonista femenina”. La cinta, que luego rebautizaría como Julieta, está basada en 3 cuentos de la escritora canadiense ganadora en 2013 del Nobel de Literatura Alice Munro. Están incluidos en su libro Escapada (2004), un volumen de cuentos, todos con protagonistas mujeres, que se debaten en las turbulentas aguas de sentimientos derivados del desamor. “Destino”, “Pronto” y “Silencio” son tres historias que bien pudieran ser leídas como una “novella”, pues en ellas encontraremos a la misma protagonista, Juliet, en tres momentos muy concretos y cruciales de su vida. En la primera de las historias, Juliet conoce en un tren a un hombre cuya esposa está a punto de morir; queda prendada de él, luego descubre, desolada y desencantada, que en realidad no es la única “otra” que hay en la vida de su amado. En “Pronto” reencontramos a Juliet cuatro años más tarde, 1969, con su hijita Penélope, intentando de manera desesperada la reconciliación con sus padres. Y por último “Silencio”, en el que una Juliet ya madura se enfrenta a similares problemas a los que ella planteó a sus padres, pero ahora desde el otro lado, pues debe enfrentarse a la rebeldía de su hija Penélope.

***

Como podemos ver, se trata de lecturas que hacen parte de las referencias directas de la película  y a las que Almodóvar homenajea en pantalla. La recomendación es ver Julieta y luego aventurarse a estas lecturas para reconocer la forma en que dialogan Chavela Vargas, el mar, la literatura escrita por mujeres y acerca del amor entre mujeres, los tríos amorosos y la fotografía de Magnum, con esta excelente puesta en escena que ha logrado Almodóvar con Julieta.

(Lea también: Las chicas de Woody Allen)

Share