Hay piezas de arte o entretenimiento que tienen el poder para cambiar al mundo, Madonna es una de ellas. Les invitamos a leer, de un sólo chorro, este hiper texto con el que celebramos su cumpleaños #60.

Madonna a los 60

Madonna a los 60 años.

Hoy Madonna está cumpliendo 60 años. La primera vez que pensé que se estaba poniendo vieja fue al ver el video de su actuación en el Super Bowl de 2012.  Por vieja no quiero decir poco atractiva o agotada. Vieja no es un defecto. Si ha habido un día en la vida de Madonna en que se ha visto regia, en que ha lucido como la reina que es, fue durante esa presentación. A los 54 años, Madonna cantó y ejecutó unas cuantas acrobacias en tarima que hacen que esa presentación sea tan icónica, como la vez que cantó Vogue vestida al estilo victoriano durante la entrega de los Mtv Video Music Awards de 1990. Siempre que voy al bar Mona Lisa en Cartagena pido que pongan ese video y me tomo un sorbo de cerveza a la salud de la Ciccone. La primera vez que conscientemente me enamoré de una canción de Madonna fue en 1998, yo tenía 14 años y le oí cantar: “Tú solo ves lo que tus ojos quieren ver, ¿cómo puede la vida ser lo que deseas?, estás congelado cuando tu corazón no está abierto”. Esa vaina la cantaba Madonna en un video en el que aparecía como una bruja envuelta en una túnica negra en mitad de una noche en el desierto. Esa frase y los acordes electro-acústicos que la acompañan pertenecen al tema Frozen. En el video de Frozen también hay una parte en la que Madonna levita, se convierte en un doberman y luego su cuerpo estalla en una bandada de cuervos. Ese video lo dirigió Chris Cunningham y si algún día se hiciera la lista definitiva de mejores videos musicales de todos los tiempos, Frozen tendría que aparecer entre los diez primeros. Otro día en que también presté atención a algo que dijera Madonna fue en una imagen de archivo que aparece en el especial Behind the Music de MTV. Durante su primera presentación en televisión, el periodista Dick Clark le pregunta, cuáles son tus expectativas no solo para el próximo año (1984) si no para el resto de tu carrera musical. Sin dudarlo, una Madonna de 26 años contesta: “Dominar al mundo”. En el mismo Behind the Music, Madonna dice que cuando no era famosa y caminaba anónima en las calles de Nueva York, se quedaba viendo a la gente directo a los ojos y mentalmente decía, grábate mi rostro, la próxima vez que lo veas será en televisión. Una de las mejores canciones de su repertorio y de las que más me gusta bailar es Vogue. Sobre todo cuando dice: “No importa si eres blanco o negro, si eres un chico o una chica, si la música está retumbando te dará nueva vida y serás una súper estrella, sí, eso es lo que eres”. ¿Se imaginan uno ser negro/mujer/homosexual/pobre y escuchar que la artista pop más famosa del mundo te dice que mientras puedas sentir la música serás una súper estrella?  Cuando hablamos de Vogue hablamos no sólo de una canción pop, hablamos de representación de las minorías y llamado al empoderamiento. Hay piezas de entretenimiento que tienen el poder para cambiar al mundo. Cuando Madonna besó a Britney Spears y Christina Aguilera durante la entrega de los premios Mtv en 2003, al día siguiente en el noticiero del Canal Caracol le preguntaron al cantante de vallenato Poncho Zuleta qué pensaba de aquel beso. Dijo que no, que qué era eso, que entre dos mujeres eso no se podía. Hace un par de años se hizo famoso el video en el que Poncho Zuleta le da un amoroso beso en la boca a su compadre Silvestre Dangond. Nunca vi a tantas mujeres caminando de la mano en la calle y darse besos en público como las he visto después de esa escena entre Madonna, Britney Spears y Christina Aguilera. Cada vez que ponen el video de esa presentación en Theatron, Bogotá, ¡la gente se vuelve LOCA! En 1992, Madonna sacó el libro SEX, una serie de fotografías en las que exploraba sus fantasías sexuales. Las imágenes presentaban, entre otras, sadomasoquismo y bisexualidad. Los medios de comunicación y varias comunidades religiosas casi la queman viva, como a una bruja. En la época de ese libro y del álbum Erótica, a Madonna casi se le acaba la carrera por haberse atrevido a tratar abiertamente sus deseos y sexualidad. En una entrevista de 1990, Madonna es invitada a “justificar” el contenido sexual de su video Justify my Love, que fue vetado en Mtv y que tuvo que vender en video cassette como el primer video single de la historia, para que la gente pudiera verlo. En la entrevista Madonna hace gala de su inteligencia y entre otras vainas bacanas, dice: “El video muestra a personas siendo honestas entre sí acerca de su sexualidad, el video es acerca de la celebración de la sexualidad y no hay nada malo en eso. Los estándares de censura son hipócritas, ¿por qué no censuran videos que muestran escenas de violencia o de humillación contra la mujer? En mis videos yo estoy a cargo de mi cuerpo y de mis fantasías”. Los desnudos de Madonna han sido siempre un discurso artístico y por ende un discurso político. Madonna fue viral antes de que existiera el concepto, pero desde que existe el concepto viral, Madonna no ha sido viral. Ninguno de sus videos en YouTube tiene particularmente demasiadas vistas. En Instagram Madonna tiene 11.6 millones de seguidores. Kim Kardasian tiene 115 millones. En Instagram Madonna recibe muchas críticas por el tipo de fotos que publica. Se dice que se toma unas selfies raras en las que ubica la cara con la barbilla pegada al pecho, desde un ángulo alto para disimular las arrugas. Me gustaría que Madonna publicara selfies en las que se le vieran todas las arrugas. En su edición del mes de agosto, como antesala a la celebración de los 60 años de Madonna, la revista Vogue Italia publicó un especial fotográfico de la cantante. Las imágenes están retocadas digitalmente para que no se le vea ni una arruga. La industria de la música y de la moda educa a los espectadores para considerar que la vejez de las mujeres es visualmente incómoda. Si hay alguien que podría iniciar la revolución de las arrugas, que podría liberarlas, exhibirlas con orgullo y explorar su belleza, esa esa Madonna, pero ha preferido hacerse cirugía tras cirugía buscando disimular la edad. Los medios de comunicación nos educan para considerar que la vejez, sobre todo la de las mujeres es indeseable. ¿Se imaginan en qué andará Kim Kardasian cuando tenga 60 años? Madonna es un genio de la música a la altura de David Bowie. David Bowie es un genio de la música a la altura de Madonna. A los 60 años Madonna no goza del respeto musical que merece. Sueño con que saque un álbum en el que no desee de manera forzada mantenerse relevante para las generaciones más jóvenes. Un álbum magistral que supere la calidad de obras maestras como Like a Prayer o Ray of Light. En 2012, Madonna visitó por primera vez a Colombia. Se presentó dos noches en Medellín con el Tour MDNA. Aquella vez fui a verla y qué buena suerte, porque aquel fue el último tour en el que Madonna fue una acróbata en el escenario. En su más reciente tour, Rebel Heart, se mueve más bien poco. Hay gente que dice que Madonna, Michael Jackson y Prince, constituyen una especie de sagrada trinidad del pop de los 80s. Yo digo que Madonna tiene una canción que es mejor que todas las canciones de Michael Jackson y Prince juntas, se llama Like a Prayer y es poética, erótica y espiritual; además, tiene un hijoeputa video en el que le hace el amor a un santo negro, una estatua de yeso que cobra vida ante sus sinuosos movimientos y que, si se observa con atención, es un discurso en contra del racismo. En el video de Like a Prayer muchos se fijaron como una simple provocación a la iglesia católica, tanto, que el Papa  Juan Pablo II decidió excomulgarla. En el librillo de su disco de grandes éxitos llamado La Inmaculada Colección, Madonna escribe: “Dedicado al Papa Juan Pablo II, mi divina inspiración”. Durante la gira Blond Ambition, Madonna interpreta la canción Like a Virgin sobre una cama, mientras simula masturbarse. Al final de la canción, se apagan todas las luces en el escenario menos una que se derrama sobre ella y ella, aún gimiendo, clama al cielo: ¿Dios? En 2016, la revista Billboard otorgó a Madonna el premio a la mujer del año, en su discurso de aceptación, Madonna se refirió a Camille Paglia, escritora feminista, que alguna vez dijera que sus desnudos constituían un retraso para la lucha feminista, por convertirse a sí misma en un objeto sexual. En el discurso, Madonna le responde: “Ah, entonces si eres una feminista quiere decir que no tienes sexualidad, ¿se supone que debas negarla? Si eso es así, entonces yo soy otro tipo de feminista, yo soy una feminista de las malas”. Sí, Madonna es una mujer blanca, rubia y ambiciosa, pero también muchas veces utilizó su privilegio para ser la voz de muchas minorías, entre ellas, las víctimas del SIDA. A principios de los 90s Madonna promovía la libertada sexual y a la par promovía el ejercicio responsable de la sexualidad, educando en sus conciertos y otras intervenciones acerca del uso del condón. En 2015, durante la entrega de los Brit Awards, Madonna se cayó al interpretar su canción Living for Love, debido a un problema con el vestuario. La gente dijo que ya estaba muy vieja como para estar brincando en tarima. Al día siguiente apareció en The Guardian uno de los artículos más bacanos que he leído sobre Madonna, escrito por Bidisha, en el que la describe como una súper humana que merece todo el respeto artístico y musical por su obra. Bidisha critica que, en cambio, desde que no es joven, El talento musical de Madonna sea obviado y, en su lugar, se la convierta en objeto de burlas. Bidisha escribe: “La longevidad de Madonna, que inicialmente fuera admirada, es ahora activamente saboteada por editoriales que siempre se refieren a su edad como si fuera algo de lo que debiera sentirse avergonzada. Me sorprende el inflexible desprecio y la burla que debe soportar: odio a su carne, físico, confianza sexual, atletismo, ambición, su preferencia por los sementales latinos, su mandoneidad y vulnerabilidad y romanticismo y erotismo y juguetonería, su capacidad de rendimiento y ambición. Todas las cosas que una vez fueron admiradas en ella ahora se utilizan para golpearla y hacerla aparecer risible, monstruosa o desesperada”. Otro artículo bacano que leí sobre Madonna se llama 60 años de ser Madonna, lo publicó hace apenas unos días, en El Heraldo, el escritor Barranquillero John Better. La vejez nos incomoda porque nos recuerda a la muerte y a la muerte le tenemos pavor. A muchas personas les he oído decir que Madonna debería retirarse y me pregunto por qué. ¿Porque tiene 60? ¿Porque es mujer y tiene 60? ¿Porque es mujer, tiene 60 y se atreve a ser sexual? ¿Qué significa eso de que uno tiene que lucir o comportarse de manera apropiada según su edad? ¿Quién define qué es apropiado y qué no según tal o cuál edad? La edad no es más que una construcción social y como toda construcción social está para ser revaluada, subvertida, mofada. El libro SEX de Madonna es una pieza de arte feminista. Repito, el libro SEX de Madonna es una pieza de arte feminista. Let´s talk about female gaze. Madonna se desnudaba para explorar su propia mirada sobre su cuerpo, no para satisfacer al ojo masculino. ¿Cuántas de las pop stars de hoy en día pueden decir lo mismo? En una época en la que me sentía incómodo viviendo en Cartagena porque pensaba que había demasiadas cosas en el mundo que necesitaba ver y experimentar, una canción de Madonna hizo parte de las señales universales que me ayudaron a hacer el miedo a un lado y lanzarme a la aventura, esa canción se llama Isaac, está en su álbum Confessions on a Dance Floor y dice: “¿Sacrificarías tu comodidad para hacer un camino en tierra extranjera?” Entonces me mudé a Bogotá. Hoy vivo en Nueva York. Mi más reciente bailoteo al ritmo de Vogue fue hace apenas una semana, en un bar de Brooklyn llamado House of Yes. En ese bar hay un cartel que dice: “Este es un espacio seguro para todas las razas, edades, culturas, orientaciones sexuales, religiones, creencias y en general todo tipo de personas”. Esa noche bailé Vogue con el corazón abierto, junto a los millennials más queer y hermosxs que he visto y era como vivir dentro de un video de Madonna, un espacio artístico, diverso, honesto y, sobre todo, un espacio para la celebración de la libertad.

 

Lea también:

Gatubela: ¿Una verdadera mujer maravilla?

Share