Sí, la consulta anticorrupción no alcanzó el umbral necesario para su aprobación. Sin embargo, la votación fue la más alta en la historia de Colombia, 11.5 millones de votos. Esta cantidad supera la obtenida por cualquier presidente electo a la fecha u obtenida a través de cualquier mecanismo de partición ciudadana.

Consulta Anticorrupción

Lo que se logró ayer con esos 11.5 millones de votos fue consolidar un mandato político contundente, un enérgico llamado de la ciudadanía a la clase política, instando a ésta a la obligación de reformarse y de abandonar sus acostumbradas malas prácticas. La votación de la consulta es la materialización de un mensaje, y es que el país está cansado de que nuestros impuestos se vayan a los bolsillos de los políticos corruptos.

En Cartagena, la votación superó a la de los tres alcaldes más votados en la historia, lo que por sí solo significa un triunfo en una ciudad donde reina el abstencionismo. En Bogotá se logró el umbral de aprobación de la consulta.

La votación histórica fue el resultado de un proceso de promoción que constituye una gesta épica, y en palabras de una de sus principales promotoras, Claudia López, de un milagro ciudadano. La promoción se llevó a cabo gracias a voluntarios que ofrecieron su tiempo y esfuerzo para promoverla y ayer fue una celebración del voto a conciencia. La ciudadanía demostró que es capaz de movilizarse, de organizarse, de dirigirse hacia una sola causa beneficiosa para el páis sin ningún tipo de incentivo externo más que el deseo de generar un cambio en nuestros gobernantes y clase política. Ni siquiera había certificado electoral, como ya se dijo, lo de ayer fue puro voto a conciencia que demuestra que en Colombia hay un movimiento creciente e imparable hacia el cambio.

__________________________________________

Lea también: ¿Qué libro le regalaría a un candidato?

__________________________________________

Hubo un 68% de abstención, lo que demuestra que aún hay mucho trabajo que hacer para generar cultura de votación en Colombia, donde usualmente hay al menos un 50% de abstención para cualquier mecanismo de participación ciudadana. Es necesario que la población que se abstiene de votar entienda que la participación política efectiva se hace en las urnas, no quejándose en redes sociales.

Como resultado de la votación de ayer, se radicarán los proyectos anticorrupción ante el gobierno, respaldados por el mandado de 11.5 millones de colombianos, para que sean aprobados por el Congreso. Éste último tendrá difícil el decir que no a estas iniciativas, sería absurdo que desconocieran proyectos que cuentan con semejante apoyo de la ciudadanía.

La votación de la consulta anticorrupción ayer fue masiva, pese a las mentiras y la mala leche de los miembros, dirigentes y adeptos del partido Centro Democrático. Se logró la concreción de una presión ciudadana mayoritaria e histórica, que debe dirigir al país a que se aprueben normas eficaces que impidan el robo de los impuestos y que eviten tener que aumentarlos. La indignación y la presión ciudadana tiene que hacer que el congreso finalmente le ponga la cara a la crisis de corrupción, esta organización no puede subestimar el poder ciudadano.

Lo votos de ayer no pertenecen a ningún candidato o partido político, constituyen una causa colectiva como país, que seguirá presionando a la clase política para que apruebe los proyectos ya presentados por el presidente Duque y los que se propongan mañana por los promotores de la consulta.

La clase política del país está en mora de renunciar a sus privilegios y de gestionar de manera efectiva para que la plata que hace falta para inversión social salga de los bolsillos de los corruptos y no de la clase honesta y trabajadora del país.

A continuación les compartimos 10 comentarios de Facebook, que sirven como píldoras de esperanza para quienes hoy amanecieron un poco “enguayabados” después de haber votado a conciencia. No lograr el umbral pese a los 11,5 millones de votos, lo que en principio se veía como una derrota, no es más que el terreno fértil para seguir sembrando semillas hacia el cambio.

Share