La visita del Papa Francisco a Colombia fue uno de los eventos más esperados, no sólo por la comunidad católica, también por muchos colombianos que, pese a no practicar dicha religión, encuentran en Francisco un líder espiritual, con el que se relacionan en redes sociales, dándole like y compartiendo sus frases. Francisco ha sido llamado el Papa Pop, por la enorme estima que se ha ganado a nivel mundial, por su buena onda, por su estilo jovial y por algunas de sus declaraciones en favor de un sistema económico más humano, amigo del ecosistema y por su discurso en favor de la paz y la reconciliación. Sin duda, su figura le ha dado un rejuvenecimiento a la imagen de la Iglesia Católica.

Papa Francisco Colombia

Sin embargo, por más jovial y moderno en su pensamiento que parezca Francisco, quien incluso ha expresado palabras en algún tiempo impensables para un líder de la iglesia católica, por ejemplo, cierto tipo de aceptación hacia la comunidad LGBTQ+, no es que este Papa tenga una posición distinta de las más ortodoxas que la iglesia católica ha sostenido respecto de temas duros como el aborto, la eutanasia, el uso de anticonceptivos o el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Francisco es chévere, sí, irradia buena energía y su mensaje seguro ablanda y consuela el corazón de mucha gente; no obstante, la Iglesia Católica, tal como la mayoría de las religiones, está basada en principios que distan de los promovidos por Francisco. Así que, lo más probable es que, después de este Papa, la Iglesia Católica seguirá siendo la misma. Por esa razón, en Cabeza de Gato pensamos en quiénes serían unos personajes que, por su discurso y sus actos, podría traer un mensaje que genere un verdadero cambio en la forma de pensar de los colombianos, un pueblo que necesita reconciliarse con los principios de libertad, igualdad y hermandad. ¿Qué pasaría si los personajes que nombraremos a continuación visitaran nuestro país y les diéramos la posibilidad de hablarle directamente a tantos colombianos desde tarimas tan privilegiadas como las que se ofrecieron para Francisco?

Nuestra lista contiene personas que podrían traer un mensaje renovador con relación a la forma en que nos aproximamos a la vida, no sólo la espiritual, incluso sin ser líderes religiosos. Personas de la vida pública cuyas palabras y ejemplo pueden inspirarnos a buscar un cambio estructural en el mundo y replantear la influencia que en nuestras vidas tienen instituciones como la religión Católica que, para nadie es un secreto, no es la más santa de la historia y que tiene en su haber un largo historial criminal y de injusticias que han perpetrado desde hace siglos.

Conozcamos entonces a los cinco personajes que debieron visitar a Colombia en vez del Papa Francisco o que deberían visitarla también, para que contrastemos sus mensajes:

1

Marylin Manson

Marilyn Manson 2017

Rockero y líder de la agrupación musical que lleva el mismo nombre. Saltó a la fama con el álbum Anticristo Superestrella. Controversial en todo sentido, su aspecto y afirmaciones han sido desde los 90´s motivo de indignación entre la comunidad cristiana, quienes en repetidas ocasiones intentaron detener sus conciertos a punta de protestas. Los detractores de Manson jamás se han dedicado a descifrar el verdadero significado de sus canciones, se limitan a tildarlo de satánico, debido el nombre de aquel disco. Sin embargo, en Anticristo Superestrella, lo que Marilyn buscaba era inspirar a la gente a creer un poco más en su propio poder, con canciones basadas en las teorías vitalistas de Federico Nietzsche. Manson proponía rebelarse contra el consumismo y el fascismo de la moda, la religión y los medios de comunicación. Además, alentaba a sus fans a deshacerse  del sentimiento de culpa que inculcan la mayoría de las religiones, sobre todo las cristianas, y de buscar una vida auténtica basada en la defensa de la libertad. Sería bueno que Marilyn visitara a Colombia y que tuviera la posibilidad, así como Francisco, de hablarle a mucha gente, para que analicen su mensaje y lo contrasten con el discurso excluyente y basado en la culpa del catolicismo y otras religiones.

2.

Rupaul Charles

Rupaul

La drag queen más famosa del mundo, creadora y presentadora del programa de televisión Rupaul´s Dragrace. Además de ser una maga del entretenimiento, Rupaul es reconocida por su discurso que promueve constantemente el amor propio. Su frase más famosa y que repite al final de cada episodio de su programa es “si no puedes amarte a ti mismo, ¿cómo diablos vas a amar a alguien más?”, la cual siempre concluye pidiendo un “Amén”, al mejor estilo de una pastora que desea que ese mensaje sea atendido por quienes la escuchan. Esta frase de amor propio es predicada por Rupaul como un mantra vital, una actitud ante la vida, que puede traer un consuelo espiritual más efectivo que el sentimiento de culpa o la noción de pecado y de inconformismo con uno mismo que promueven muchas religiones. Si Rupaul tuviera una iglesia, todos serían bienvenidos, sin importar el género, la raza, la orientación sexual, porque para Rupaul, cada uno, tal y como es, merecer amarse y ser amado. Según Rupaul, el amor propio es un derecho de todos y sirve como base para lograr la realización personal, es un motor para luchar por los sueños y en últimas, estar tranquilo con uno mismo, para ofrecer lo mejor de uno a los demás. Rupaul se ha convertido en una voz representativa más allá de la comunidad LGBTQ+. Sería bueno tenerla de visita en Colombia, un país todavía bastante homofóbico, donde muchos todavía piensan, como piensa el Papa Francisco, que los homosexuales no deben tener ciertos derechos, como la libertada para casarse o tener hijos. Rupaul, con su discurso de amor propio, podría enseñarles a los colombianos a quererse a sí mismos, para que por fin puedan ofrecerle amor y aceptación a los demás. Porque, y vale la pena repetirlo una y otra vez, “si no puedes amarte a ti mismo, ¿cómo diablos vas a amar a alguien más?”

 3.

Sinéad O’Connor

Sinead O connor

A principios de los noventa, esta irlandesa se hizo famosa por la canción “Nothing compares to you”, que llegó a los primeros lugares en todas las listas de popularidad. Luego del éxito musical, se haría conocida porque al final de su presentación en Saturday Night Live, Sinéad rompió una foto del Papa Juan Pablo II, mientras decía “Debemos luchar contra el verdadero enemigo”. A partir de ahí, su carrera musical se vino a pique, sus discos dejaron de venderse y de alguna forma fue vetada en los medios de comunicación, luego de lo que muchos consideraron un atrevimiento imperdonable. Sin embargo, lo que Sinéad no tuvo oportunidad de explicar a gran escala, era que la ruptura de aquella foto significaba una denuncia con relación a casos de abuso sexual a menores de edad, por parte de miembros de la iglesia católica de Irlanda, que el Vaticano se negaba a reconocer y castigar. Abusos que han sido constantes en la historia de la Iglesia Católica y que en siglos no ha sido capaz de erradicar entre algunos de sus representantes, quienes convierten a los niños en sus víctimas, con la complicidad de altas autoridades católicas, que se rehúsan a expulsarlos y a denunciarlos para que respondan por sus delitos. Sinéad arriesgó su carrera musical, con tal de poner en evidencia esa situación y lo único que consiguió fue el odio del público, sobre todo el de la comunidad católica. Por mucho tiempo recibió gran cantidad de cartas con amenazas de muerte. Sería interesante que Sinéad viniera a Colombia y tuviera la oportunidad de explicar los motivos por los que rompió la foto del papa aquella vez y generara conciencia entre la comunidad acerca de un problema que, definitivamente, la institución católica ha sido incapaz de solucionar.  Sinéad también podría hablar en Colombia acerca de la misoginia en la Iglesia Católica. Ella misma se ordenó, a mediados de los noventa, como sacerdote de una iglesia católica independiente de Irlanda, que no comulga con el Vaticano, como reacción ante el papel relegado que el catolicismo tiene para las mujeres, a quienes considera indignas de tener un lugar de privilegio en su jerarquía. No tan a menudo y menos en aquel entonces, personas con una visibilidad como la que tenía Sinéad se atrevieron a hablarle de frente a la iglesia católica acerca de sus lastres.

4.

Reverendo Billy

Reverend Billy

Es el líder del “Stop Chopping Choir” (coro del dejen de comprar) y de un grupo que promueve el anticonsumo. Billy, con un look parecido al de Elvis Presley y una puesta en escena que combina prédica y música, invita a la gente a vivir una vida más allá de la obsesión por las compras que propone el capitalismo. Su coro suele presentarse a las afueras de bancos y corporaciones, catalogados por esta comunidad como racistas y enemigos del medio ambiente. Las primeras protestas de este reverendo y su grupo se enfocaron contra Disney, Starbucks y varias tiendas de cadena, debido al injusto tratamiento que dan a sus empleados, a quienes someten a extensos horarios de trabajo y salarios paupérrimos. A menudo Billy pregunta a quienes le escuchan, “¿Qué compraría Jesús?”, como una forma de hacer que las personas reflexionen acerca de los productos que consumen y que muchas veces fueron fabricados con sustancias perjudiciales para la salud, que contaminan el planeta o que son ofrecidos por empleados sometidos a crueles condiciones laborales. Sería bueno que Billy viniera a Colombia y pudiera enviar su mensaje a tantas personas, en un país cada vez más capitalista, que apenas está buscando un lugar en la economía mundial y que podría, a través del mensaje de Billy, unirse para optar por un papel en el juego económico que sea lo más amigable con la Tierra y con los seres humanos. Por más que Francisco promueva un discurso a favor de un sistema económico justo, resulta contradictorio que la Iglesia Católica siga comulgando con gobiernos y corporaciones que actúan de manera salvajemente capitalista. Inclusive, esta iglesia interviene en la actualidad en contra de las decisiones jurídicas que los gobiernos de algunos países toman a favor de desligarse un poco del consumismo. Por ejemplo, hace apenas unos años, en Bolivia, el presidente Evo Morales denunció que Iglesia católica trató de impedir la victoria del Sí al proyecto de Constitución, con el que este país buscaba ser un Estado Laico y en la que se proponían reformas sociales beneficiosas para el pueblo, alejadas un poco del imperialismo.

5.

Michelle Obama

Michelle Obama

Esta mujer es más que la esposa del primer presidente negro de los Estados Unidos. Como primera dama, se ganó un lugar destacado en la política mundial, liderando proyectos en pro de la juventud, la salud de la población, la mujer y la comunidad afroamericana. Michelle es importante también por lo que ella representa, una mujer negra, profesional, exitosa, mandando en la Casa Blanca. Sería interesante tener su visita en Colombia y que pudiera hablar en varias ciudades a tantas niñas del país, sobre todo a las afrodescendientes, niñas que puedan tener un contacto directo con la historia personal de Michelle y darse cuenta de lo que una mujer negra puede lograr. Michelle podría contarle a estas chicas que, si bien vivimos en un mundo donde el racismo es aún una práctica generalizada, una mujer negra puede esforzarse, prepararse y crear por sí misma las oportunidades que la sociedad, por siglos, les ha negado a las mujeres y hombres de su raza. La visita de Michelle podría ser más inspiradora para un pueblo racialmente diverso como Colombia, que la visita de un señor que representa a una iglesia que por siglos esclavizó a la raza negra, que los trató como seres inferiores, desconociendo sus creencias y obligándolos a cambiar su religión, su cultura, torturando a aquellos que se negaran a adoptar el credo católico.

***

El Papa vino a Colombia a promover un discurso de paz y reconciliación, que suena muy bonito, pero que no es practicado por la institución que él representa. Una iglesia que ha guardado silencio ante muchas injusticias del mundo y que en muchos casos las ha cometido. Sería interesante entonces ofrecer la tribuna que se dispuso para Francisco, para personas como las que hemos nombrado, quienes sin pertenecer a instituciones religiosas, han predicado una palabra o con sus actos han dado ejemplo de hermandad, amor propio, promoviendo el orgullo por lo que nos hace humanos, por la posibilidad de llevar una vida según las propias reglas, sin dañar al otro, y demostrando que se puede vivir según principios de libertad e igualdad.

Lea también

Nueva York: Una canción, un cuadro, una película

 

Share